Certificación de Prisma – Medios de Pago

ATP3

Buenos Aires, Diciembre de 2019. ALPI Asociación Civil entregó a Prisma Medios de Pago el Certificado de Accesibilidad del edificio dentro del Distrito Tecnológico.

La certificación evalúa que el edificio haya adaptado entradas, salidas, ascensores, escaleras, lugares de interés, estacionamientos, salidas de evacuación, baños, así como mobiliario, puestos de trabajo, barandas de seguridad y los materiales utilizados.

Prisma Medios de Pago está comprometida con la construcción de una cultura organizacional diversa e inclusiva, por eso propicia la inclusión de personas con discapacidad y la disponibilidad de espacios de trabajo sin barreras físicas. En este sentido, se lanzó el programa ATP que tiene como objetivo incorporar personas con alguna discapacidad en posiciones competitivas para hacer de Prisma una empresa Apta para Todas las Personas.
Durante el encuentro, los referentes de ALPI destacaron la agilidad con la que Prisma adaptó todos los espacios y subrayaron el compromiso de la Compañía para que cada lugar sea inclusivo a partir de diseños simples que permiten ser recorridos con fluidez.
“Nos llena de orgullo ser la primera empresa del Distrito Tecnológico en recibir la Certificación de Accesibilidad de manos de ALPI. Pensamos el diseño de nuestro edificio como un espacio sin barreras, que acompañe nuestro compromiso con la diversidad y la inclusión y, lograr este reconocimiento, nos ayuda a potenciar nuestro programa de empleo inclusivo y seguir construyendo un mejor lugar para trabajar”, dijo Mariana Rivas, Head of Culture & Communication de Prisma Medios de Pago.

“Queremos felicitar a Prisma Medios de Pago como innovación en arquitectura accesible y amigable, que permite imaginarse a futuro, proyectos de inclusión de personas con movilidad reducida y otras discapacidades” dijo María Inés Podestá de ALPI.
El programa de accesibilidad de ALPI brinda un servicio para que las organizaciones tomen conciencia de la importancia para que todas las personas puedan acceder en condición de igualdad a un espacio, servicio y objeto de forma autónoma, segura y confortable.

El certificado fue entregado por María Inés Podestá, responsable de Accesibilidad de ALPI.