Certificación de Accesibilidad

CERTIFICADO

La Certificación de Accesibilidad de ALPI promueve una participación más activa de las personas con discapacidad a través de la mejora de los ámbitos donde trabajan, viven o desarrollan sus actividades.

Para obtener el certificado, primero se lleva a cabo una evaluación sobre distintos aspectos de la accesibilidad del lugar de interés tales como entrada y salida, baños, rampas, ascensores, puertas, estacionamiento, corredores, etc.

El proyecto está orientado a edificios del ámbito público o privado que están ligados a actividades educacionales, sociales, laborales, comerciales y/o gubernamentales. “Este área busca ser un incentivo para que se logre una mayor inclusión”, destaca el Dr. Jorge Giana, director ejecutivo de ALPI. A través de una auditoría, un equipo de evaluadores -entre ellos un usuario en silla de ruedas- realiza un relevamiento del espacio, prepara un informe con recomendaciones y envía los resultados a un comité de certificación para su posterior análisis. De mediar una evaluación positiva, se entrega el Certificado de Accesibilidad al espacio auditado junto con los stickers identificatorios de “Lugar Accesible”. Además, la entidad cuenta con ALPI Accesible, la primer App de la Argentina destinada a identificar en el mapa de la Ciudad de Buenos Aires los establecimientos certificados por ALPI.